El Área de Adultos Mayores del Secretariado Nacional para la Familia  propone a las diócesis y parroquias celebrar el Día de los Abuelos, que se festeja el 26 de julio, festividad de San Joaquín y Santa Ana.

Una antiquísima tradición nos ha conservado los nombres de los padres de Santa María, que fueron, dentro de su tiempo y sus circunstancias históricas concretas, un eslabón precioso del proyecto de salvación de la humanidad.

San Joaquín y Sta. Ana tuvieron la inmensa suerte de haber podido cuidar y tener en su hogar a la Madre de Dios, Jesús. Pero  también  sufrieron la soledad en su ancianidad, la tristeza de estar lejos de sus seres amados, compartiendo las realidades de muchos adultos mayores actuales.

El Papa Francisco suele recordar que los “abuelos son la sabiduría de la familia, la sabiduría de un pueblo, y un pueblo que no escucha a los abuelos es una pueblo que muere. Hay que escuchar a los abuelos” (Discurso en la Jornada Mundial de las Familias, 26-10-2013 citado en ACOMPAÑAR, CUIDAR E INTEGRAR A LAS FAMILIAS, CEA, pag 100) .

También Su Santidad nos compele a ser creativos en la evangelización. Sugerimos celebrar esta festividad con actividades que reúnan generaciones y acerquen al mayor que está solo.

Haciendo click aquí podrán encontrar un guión de misa para la celebración eucarística en el Día de San Joaquín y Santa Ana.

Proteger a los Abuelos (Homilía del Papa Francisco en Santa Marta en noviembre del 2013)